El Mundo Mejor de Mabel: "El Principito" y su " nacimiento" en el misterioso Castillo de San Carlos, ...

LA TERRE: JE SUIS DESOLÉE !!

sábado, 21 de junio de 2014

"El Principito" y su " nacimiento" en el misterioso Castillo de San Carlos, ...



CASTILLO DE SAN CARLOS( CONCORDIA, ENTRE RIOS, ARGENTTNA)

La historia del castillo y sus misterios,  comienzan antes de ser construido... 
......................................................................................

Corría el año 1886, cuando el Conde Edouard De Machy llega a la Villa de la Concordia, en Concordia, Provincia de Entre Rios (Argentina). 
Era el hijo del banquero de París,  Carlos De Machy. 



PROVINCIA DE ENTRE RIOS,  NORESTE DEL MAPA, EN AZUL


Llega, desde Francia,  con su esposa de nombre Yolande, una actriz que representaba un deshonor para la familia del noble heredero.

Dos años después (1888) y recién acabado de construir, fueron a vivir al hermoso Castillo San Carlos de estilo Luis XV , rodeado de 100 hectáreas de terreno privado.






El Conde pensó pasar allí el resto de su vida junto a su esposa , regenteando el saladero "Uruguay" que había adquirido de manos de Don José, marqués del Zas Caballero, que había llegado de Málaga junto a su esposa unos años antes.

Pero un día el matrimonio Zas Caballero,  marchó de Concordia .
Había vendido su fábrica de conservas a un francés recién llegado, de mucho dinero que arribó en barco propio y con un gran séquito:
El Conde De Machy.

Pero el sueño de De Machy duró poco.

Por causas desconocidas Edouard  y su familia viajaron a Francia en 1892 y nunca más volvieron a Concordia.

Habían dejado la casa puesta como para volver, pero nadie volvió a saber de ellos.

Ahí comenzó la leyenda y el misterio, que todavía hoy sigue sin esclarecerse.

En 1926 , los Fuchs Valon, una familia de Concordia,  fueron a vivir al castillo con sus tres hijos: dos niñas y un varón.


CASTILLO SAN CARLOS, LUEGO DE ABANDONADO FUE SAQUEADO E INCENDIADO



En la década de 1930, allí se hospedó un aviador que había efectuado un aterrizaje de emergencia en la propiedad de esta familia.

Este sintió una especial simpatía por las dos pequeñas hijas del matrimonio a las que les empezó a relatar historias fabulosas. 


Más tarde, según los datos históricos,  el piloto recopiló esos cuentos que fueron un éxito literario rotundo y así nació "El Principito" ya que el huésped era Antoine de Saint Exupéry. 





Saint Exupéry dejó estampada esta mansión y este parque en uno de sus memorables cuentos : "El Oasis".



Es por ello que puede contemplarse en el lugar un monumento a su más difundida obra, en el cual la artista entrerriana Amanda Mayor dejó reflejado al Principito sobre el asteroide.




El castillo  quedó  abandonado y por varios años fue saqueado perdiendo todo lo de valor que contenía.





Y ya se había convertido en una leyenda: 
los Zas Caballero, los De Machy  sus fastuosas fiestas, la desaparición de los mismos sin dejar rastros, Saint de Exupéry...

Amplios salones guardan en silencio el esplendor de antaño y, según cuentan, si uno se detiene en el centro del mismo,  puede escuchar el murmullo «fantasmal» de quienes habitaron la propiedad. 


También en la cocina, dicen, rechinan de vez en cuando los cuchillos del equipo de cocineros que Eduardo De Machy contrató especialmente para recrear sabores locales y faenar carnes del saladero.


 Es un remanso obligado de la historia local.



PLACA COLOCADA POR LA EMBAJADA DE FRANCIA  EN 1986

Video con algunas imágenes de la época.





...................................................................
"La casona luego, quedo abandonada y por varios años fue saqueada, perdiendo así todo lo de valor que contenía. Abandonado a su destino, aquella casa integra fue perdiendo su gracia, eran ya una leyenda sus primeros dueños, las fastuosas fiestas, sus industrias, ya que todo quedo como una entramada novela cuya conclusión queda en la imaginación del lector. Las depredaciones se sucedieron, el tiempo y la erosión sumaron su desgarro, y el fastuoso castillo al estilo Luis XV, con sus dos plantas, sus jardines y sus estatuas transitaron una agonía que termino con un gran incendio, que se desató el 25 de septiembre de 1938, quedando en las ruinas que en la actualidad pueden verse. Pero el castillo no muere, como no mueren los sueños. Si usted visita Concordia, lléguese hasta él. Es posible que los duendes del pasado le tiendan una mano, le llenen el espíritu de fantasía, la misma que Eduardo De Machy tuvo al levantar San Carlos, un imperio de luz y color; y que puedan descubrir la magia que encantó a Saint Exupery e hizo que este lugar quede inmortalizado en esas dos grandes obras literarias: El Principito y Oasis, del libro tierra de Hombres."

El texto pertenece al trabajo realizado por el Prof. Héctor Fabián Rivero, publicado por la Municipalidad de Concordia.


Y como nota aparte, esta historia me conmueve más que otra historia cualquiera,  pues me recuerda a mi familia materna que tuvo la oportunidad de conocer a Saint Exupéry personalmente,  a principios de los ´30.

 El encuentro fue en la casa de un conocido empresario  industrial y comerciante de Buenos Aires,  en una de las visitas de Saint Exupéry a dicha ciudad


Según me contaron repetidas veces, quedaron impactados por su sencillez, bondad,  gran carisma, aunque bastante tímido y de poco hablar. 


Frecuentemente fue recordado por mi familia, con mucho afecto y por algunos relatos de sus vuelos que embelesaba a todos los que lo escuchaban: pequeños y adultos..




ANTOINE DE SAINT EXUPÉRY



 En San Antonio Oeste, provincia de Río Negro, Argentina,
hay un aeródromo que se llama "Antoine de Saint-Exupéry" en honor al escritor, pues él con su avión, 
 repartía el correo aéreo por esas alejadas zonas patagónicas.

                                                           

4 comentarios :

  1. Exquisito retazo de la Historia y de un gran escritor y piloto. Aquellos que no conocían estas especiales "peripecias" y casualidades, tan bellas como importantes para la vida en esta gran nación, has conformado un relato tan bello como "El prinmcipito", al que hay que añadir la peculiaridad de ser descendiente de una familia que conoció personalmente al gran Antoine de Saint-Exupéry. Excelente publicación.

    Un cariñoso abrazo, querida Mabel.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Antonio. Sinceramente me dio mucha ternura el escribirlo, buscar fotos en la red, ya que las fotos de mi familia se perdieron en el "tiempo, espacio y humedad", y no por mi hacer, ya que soy muy respetuosa de todo lo familiar, que no deja de ser "yo misma"=el producto.
    Recordé todo lo que me contaban en las reuniones familiares acerca de este ser tan especial y a la vez, enigmático y controvertido (en la acepción de "causar polémicas") como lo fue.
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
  3. Mirta Noemí Fuchs19 de agosto de 2014, 17:04

    Mirta Fuchs

    Una enorme emoción me embargó cuando fuimos a conocer " el castillo ". Imaginaba que con mi mismo apellido quizá un antepasado habría albergado con mucha amabilidad al ser que luego escribiría en sus páginas la historia más tierna y humana que recorre el mundo.La vida nos trae alegrías y lindas sorpresas...

    ResponderEliminar
  4. Y, podrías intentar averiguarlo, Mirta. ¿qué bonito sería, no? Me alegra que hayas visitado el lugar, debe ser mágico. Y estoy de acuerdo que la vida, nos trae sorpresas, y, muchas veces, son hermosas. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...