El Mundo Mejor de Mabel: A TI, TORO!!
Te has llevado el aroma del bosque y el sabor de la vida... pero el bosque me los ha devuelto...

bitácora

IBSN: Internet Blog Serial Number 11-03-1971-28

jueves, 11 de septiembre de 2014

A TI, TORO!!

                           


Redoblan los tambores,… suenan las trompetas,
… la gente ocupa lentamente los asientos vacíos,
… y, de a poco, se cubre la plaza de siluetas.
Y yo, el poeta… “un imbécil más en el tendido”.

Suena un pasodoble,… en el sol y sombra de la arena,
la gente en las gradas esperan tu presencia imponente.
Se inquietan con pañuelos, abanicos y banderas
para que seas su ídolo al instante de tu muerte.

Te cuidaron torito para estar sano y elegante,
tus amigos del campo, campeones del ultraje,
planearon todo, esos pobres y míseros farsantes,
que aún pensando en tu muerte, lustraban tu pelaje.

Tu suerte estaba echada desde que naciste aquél día.
Te criaron, te alimentaron y te protegieron tanto!…
Y por un precio te enseñaron a mantener tu raza bravía
… y tú, contento, sin saberlo retozabas en el campo.

Te enseñaron la doctrina de ser un “ser especial”,
te dieron los sentidos del juego de “quites y de pases”
para dejarte solo en la arena románica y brutal,
en un circo de payasos luciendo sus disfraces.

Entrarás a la plaza a jugar con tus viejos amigos,
sin saber que en ese circo infame habrá un solo ganador.
¡No sabes nada de la muerte! Pero si matas a tu asesino,
otros te matarán, por matar a tu agresor.

Ya no podrás gozar del campo y de sus verdes eternos.
Ni podrás alimentar al pobre pueblo con tu carne.
Hoy te van a incinerar por una “ley de Gobierno”.(1)
Pero, ¡no importa! hoy divertirás a la gente con tu sangre!

¡Qué contento estabas pastando con tu rebaño!
¡Qué calmos fueron tus inviernos y veranos!
Tú buscabas la paz… a lo largo de tus pocos años,
pastando tranquilo en tu mundo inocente y ufano.

Ha llegado el momento de la tortura y el crimen final.
¡Oh! torito inocente! ha llegado el momento del último ruedo.
¡Corre! ¡Embiste! ¡muéstrale al público tu figura jovial!
¡Ya no vales nada!¡ Al menos disfruta de tu último juego!

Claudio Fernández-Mora. .Junio 2004

El Poeta llorará siempre la muerte injustificada de los toros….
Así como cualquier otra muerte innecesaria
                  

...........................
(1)Corría el año 2004, y por el problema de "las vacas locas"(encefalopatía espongiforme bovina) que asoló al mundo, se dispuso que deberían incinerar a los toros ASESINADOS en las Plazas de los Sacrificios. ¡Y así lo hicieron! 


2 comentarios :

  1. Gran poema. Mi enhorabuena al autor, y un abrazo a los dos! ;o)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Hugo. Se lo comenté a Claudio y me dijo que te lo agradeciera por él... Un abrazo amigo. Feliz viernes!

    ResponderEliminar